Massa apuesta a que la inflación de agosto no sea de dos dígitos y que se desinfle para las elecciones



El ministro de Economía, Sergio Massa, está convencido de que la inflación de agosto no tocará los dos dígitos, aunque pegará en el palo.

Lo importante, para el gabinete económico, sería diluir el impacto psicológico de tener un 10 delante de la cifra que el Indec difundirá el 13 de septiembre. Como si tener un 9 delante no fuera igualmente letal para los bolsillos extenuados.

Apuesta, además, a ir desinflando el índice entre septiembre y octubre, a medida que entre en la recta final el proceso electoral.

En cualquier caso, sería el índice más elevado de toda su gestión al frente del Ministerio de Economía, superando la de abril, que fue del 8,4%. Esta vez como baja tendría un 9 adelante, y muchas consultoras privadas proyectan dos dígitos.

Se descuenta que el impacto de la suba del dólar blue, en la zona de los 720 pesos, más la devaluación del 20% del lunes pos-PASO, es un combo letal para el poder adquisitivo.

En especial eso tiene impacto en el valor de los alimentos, y en los más básicos, donde se focalizaron las remarcaciones. Por ejemplo, la carne vacuna registró subas de hasta el 25% solo en una semana y hubo incrementos de un 10% y hasta un 30% en pan o leche.

El Gobierno apuesta a bajarle la velocidad a la suba en septiembre y octubre y ve en los acuerdos que les ponen tope a las subas un instrumento clave para desinflar el proceso. Esos congelamientos con mayoristas, minoristas, alimentarias, petroleras y medicamentos autorizan subas de hasta un 5% por mes, con un horizonte a noventa días, es decir hasta las elecciones. Aún no están firmados (ver aparte).

Las consultoras privadas proyectan otra medición. Para Econviews, la inflación cerrará el octavo mes del año en el 12%, un nivel que podría repetirse en septiembre.

“El ‘plan llegar’ tiene un costo altísimo en términos de inflación para la próxima administración. Creemos que el único mes con chances reales de que la inflación sea de un dígito es octubre, asumiendo que el Gobierno es exitoso en dejar el dólar clavado en $ 350 por dos meses”, indicó esa consultora.

En el mismo sentido, EcoGo estimó que el costo de vida en agosto superará el 11% que habían pronosticado previo a las PASO dados los episodios recientes, la suba en combustibles y el precio de la hacienda.

Según EcoGo, que monitorea 10 mil precios en cuatro supermercados, la variación de los alimentos en la cuarta semana del mes fue del 5,8%.

Considerando una proyección de variación del 2,5% en la última semana de agosto, el acumulado mensual de la canasta alcanzaría el 13%.

En tanto, la inflación en los alimentos consumidos fuera del hogar treparía al 12,7%. Por el peso que tienen los alimentos en la inflación general, las estimaciones de la consultora para el IPC de agosto se ubican en el 11,6%, marcando un salto de más de 5 puntos respecto del dato de julio (6,3%).

Como consecuencia de la inflación, el poder de compra de la Asignación Universal por Hijo (AUH) experimentó una feroz caída desde su implementación y provoca un fuerte aumento de la pobreza. Así lo revela una estimación del economista Ricardo Delgado, de la consultora Analytica.

Hace 14 años, la AUH cubría el 80% de la canasta básica total correspondiente a un menor, según la medición del Indec.

La canasta de pobreza para una familia con tres hijos llega a $ 297.646, mientras las ayudas sociales para ese mismo grupo completan $ 188.093, según un estudio del economista Fernando Marull.





Source link

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario